La caída del pelo forma parte del ciclo de vida natural del cabello, pero existen situaciones en las que se puede caer más hasta el punto de que nos llegue a preocupar realmente. Una de ellas es el postparto.

La caída del cabello después del embarazo suele ocurrir con bastante frecuencia. Se conoce como alopecia postparto y suele producirse a los dos o tres meses después del parto.

Si te encuentras en este punto, en nuestro consejo de hoy te explicaremos los motivos por los cuales se cae más el cabello y como lo podrías evitar.

El porqué de la caída del cabello después del embarazo

Durante el embarazo muchas mujeres tienen un pelo estupendo, más abundante y con un aspecto más sano. Eso es debido a que durante los 9 meses se ha producido una revolución hormonal que ha interrumpido la caída normal y espontánea del cabello. Pero después del parto la producción de hormonas vuelve a la normalidad y se reanuda el ciclo de renovación del cabello, que se había parado durante el embarazo.

A los 2 o 3 meses de dar a luz , los cabellos entran en la fase telógena ( fase en la que el cabello se desprende del bulbo piloso ) y tiene lugar la caída del cabello que puede perdurar hasta los 12 meses.

Es como si todo el cabello que no se ha caído durante los 9 meses se fuera a caer todo a la vez. A pesar de todo, es un proceso transitorio que suele resolverse de forma espontánea y sin necesidad de un tratamiento específico.

¿ Qué puedes hacer para evitarlo?

Para evitar empeorar la caída del cabello en esta situación, se aconseja:

  • No utilizar peines muy ásperos ni cepillarse de forma brusca.
  • Evitar en la medida de lo posible las altas temperaturas de los secadores, las planchas de pelo… y los tratamientos agresivos como las permanentes.
  • Alterna el uso de un champú suave de uso habitual con un champú fortificante anticaída para estimular la microcirculación sanguínea y recuperar resistencia.

En general no es necesario nada más, sin olvidar los complementos específicos para la lactancia en caso que estés dando el pecho.

También es cierto que la anemia es otra de las causas probables de la caída del cabello. Seguro que durante el último trimestre de embarazo has necesitado complementos de hierro. Si es así, es muy probable que tengas que tomarlos durante los primeros 3 meses después del parto o más tiempo si fuera necesario siempre siguiendo las pautas de un médico.

El hipotiroidismo es también una causa posible de pérdida de cabello. Debemos tenerlo en cuenta cuando la alopecia postparto sea alarmante y no se frene pasados unos meses aunque en este caso la pérdida de cabello debería ir asociada a otros síntomas.

Y por último, también hay que tener en cuenta el estrés y la mala alimentación. El postparto es una etapa de gran desgaste físico, por eso procura comer de forma sana y equilibrada

Para cualquier duda visítanos y te asesoraremos.

¿Funcionan las cremas anticelulíticas?, ¿merece la pena gastarse mucho dinero en cosmética para tratar la celulitis?, ¿es posible reducir la piel de naranja con una buena crema?

Debes tener un plus de fuerza de voluntad y poner de tu parte para mejorar la piel de naranja y no solo a base de cremas.

Alrededor del 90% de las mujeres y el 20% de los hombres tienen celulitis.

Por esta razón, la piel de naranja es la principal preocupación estética femenina junto con las manchas de la cara o las arrugas.

Debes de tener claro que la celulitis no se puede eliminar al 100%, pero sí que se puede reducir y mejorar el aspecto de la piel de manera notable.

Vamos a contarte algunas claves para mantener tu celulitis a raya.

¿Funcionan las cremas anticelulíticas o son un engaño?

Hay muchísimas cremas y de todos los precios. De hecho, también las encontramos en los supermercados más económicas y las compramos para probar, pero una crema por sí sola no hace milagros.

Lo que puedes conseguir es mejorar el aspecto de tu piel, la hidrata, la alisa… pero en general, su efecto es superficial. En cuanto dejas de usarla vuelves a verte igual. Aunque existe cosmética muy buena, como las cremas de Somatoline, con ingredientes efectivos que mejora su apariencia y frenan su evolución.

En general, suelen actuar muy bien al combinarlas con tratamientos para la celulitis en cabina en un centro de estética.

¿Qué debe llevar una crema anticelulítica?

Antes de decidirte por una crema debes debes mirar la etiqueta para fijarte bien en su composición.

Ahora te damos algunos ingredientes claves que te ayudarán a identificar qué debe llevar una buena crema anticelulítica.

  • La cafeína es uno de los mejores activos lipolíticos (libera los triglicéridos de las grasas) y una buena loción debe tener entre el 2 y 5% de esta sustancia.
  • También ayudan los extractos de otras plantas excitantes como el té, guaraná, cacao, café… Si además se complementa con algas marinas que contienen mucho yodo, tendrás un anticelulítico bastante completo.
  • Otra área a potenciar es la de acelerar el metabolismo. Para ello no irá mal una dosis de carnitina, o extractos de plantas con propiedades para mejorar la salud cardiovascular.
  • También será ideal que contenga papaína, tiomucasa y bromelaína, ya que ayudan a romper los nódulos de grasa.
  • Otro problema asociado a la celulitis es la retención de líquidos, por eso no está demás que la fórmula contenga castaño de indias, aceite esencial de pomelo, hiedra o ruscus.
  • La piel nota el paso del tiempo y nunca viene mal incluir algún antioxidante como la vitamina E.
  • Reafirmar algunas zonas es fundamental y para ello pueden ayudarte la centella asiática, el retinol y el silicio.
  • Otra clave importante es mejorar la circulación de la sangre, por lo que un buen producto también debe incluir aceite de romero o mentol.

¿Cómo debe aplicarse una crema anticelulítica?

Es igual de importante tanto la crema que aplicamos como el masaje para su aplicación.

Bien es verdad que estas cremas suelen llevar principios activos que ayudan a mejorar la circulación y el aspecto de la piel de naranja, pero lo más importante es que seas constante en unos buenos hábitos de vida y aplicarla con un masaje de forma habitual sobre las zonas afectadas para tratar la flacidez y la celulitis.

Lo ideal es aplicártela todos los días, incluso mañana y noche.

¿Merece la pena gastarse mucho en una crema para la celulitis?

Hay que tener claro que una cosa es gastar y otra invertir.

Si vas a comprarte un cosmético que vas a utilizar poco está claro que has malgastado el dinero. Si por el contrario, si eres constante para conseguir buenos resultados, está claro que has hecho una buena inversión.

La clave es emplear dinero en un producto que mejore el aspecto de nuestra piel. Por ello, debes conocerte, saber qué tipo de celulitis tienes y conforme a eso elegir tu crema ideal.

Tipos de celulitis

Si ves que resulta complicado pellizcar tus muslos y glúteos, tu celulitis es dura y debes decantarte por una crema rica en extracto de soja, cafeína o carnitina para que rompan los nódulos de grasa.

Si por el contrario es blanda y viene acompañada de la flacidez, fíjate que además incluya quemagrasas y reafirmantes.

Por último, si te notas hinchada, es que tu celulitis es endematosa, y debes combatirla con desinfiltrantes y protectores capilares.

Por norma general, la diferencia de precio es proporcional al porcentaje de principios activos de calidad. Hay laboratorios que invierten mucho en investigación y por tanto, su precio encarece el coste de las cremas, pero también son más seguras en cuanto a efectos.

¿Cuál es el truco para plantarle cara a la celulitis?

Seguir una dieta equilibrada a base de productos frescos, sin apenas fritos ni azúcares, realizar ejercicio de forma regular y evitar el estrés. La constancia, una vida sana reduciendo el consumo también de alcohol y evitando el tabaco, influyen en tu celulitis, así como el uso de prendas demasiado ajustadas.

Estos hábitos de vida saludables no solamente harán que te veas mejor, sino que además mejorará tu salud.

Las cremas están bien y son necesarias para estar hidratada y tener una piel firme, pero piensa que sean las adecuadas a tus necesidades.

Ya en casos más complejos, se aconseja buscar un centro especializado con buenos profesionales y una aparatología de calidad que combata la celulitis a nivel más profundo. 

En este post, nuestros expertos farmacéuticos van a exponer sus conocimientos sobre manchas en la piel y cremas despigmentantes para la cara, la axila etc.. Si quieres información sobre las cremas que debes ponerte, llámanos ahora al 935 550 381 (teléfono gratuito España) y nuestros expertos te atenderán.

¿ Qué es la pigmentación en la piel ?

El pigmento natural que determina el color de la piel es la melanina. La melanina es secretada por el organismo para proteger la piel de los rayos UV, que son los responsables del bronceado. Los problemas de pigmentación en la piel están relacionados con un mal funcionamiento de la melanina. Esta disfunción provoca un exceso de pigmento (manchas oscuras en la piel) o bien una falta de pigmento de la piel (manchas blancas en la piel).

Tengo manchas en la piel, ¿por qué?

El fototipo es la capacidad de adaptación al sol que tiene cada persona, es decir, el conjunto de características que determinan si una piel se broncea o no, cómo y en qué grado lo hace. La sensibilidad de la piel al sol se define por el fototipo.

Las manchas en la piel asociadas a la exposición al sol y a la edad

Una mala exposición al sol, no únicamente puede provocar enfermedades como el cáncer de piel, sino que va asociada a multitud de otros problemas cutáneos.

Los rayos UV pasan a través de la epidermis y estimulan las células pigmentarias de la piel (melanocitos). Algunos melanocitos son alterados permanentemente y comienzan a secretar cantidades importantes de melanina de forma continua.

Las manchas en la piel aparecen cuando la producción de melanina aumenta de forma anormal. Cuando la distribución de la melanina no es uniforme en la superficie de la piel, se acumula en diferentes zonas de la piel formando manchas antiestéticas.

Por otro lado, el riesgo de hiperpigmentación aumenta con el envejecimiento de las células, dando lugar a las manchas de la edad. Generalmente, aparecen en las zonas más expuestas al sol a lo largo del tiempo (rostro, cuello, manos…). El sol y la edad son los principales factores que contribuyen a la aparición de las manchas.

Manchas en la piel asociadas a cambios hormonales y anticonceptivos orales

Los cambios hormonales resultantes del embarazo o del consumo de anticonceptivos orales pueden ser responsables de una hiperpigmentación.

En las mujeres morenas, los cambios hormonales pueden generar la aparición de una máscara marrón en el rostro llamada melasma. Se trata de un tipo de manchas situadas en la parte superior del rostro que se vuelven más pronunciadas en verano. Su color es variable y se oscurece bajo la acción de los rayos ultravioleta.  

Esta pigmentación común aparece con severidad, aunque se atenúa o desaparece completamente con el re-equilibrio del nivel hormona, como por ejemplo después del parto. Una pigmentación residual puede, sin embargo, persistir algunos meses o incluso años. 

En ciertos casos, el melasma puede aparecer cuando no hay embarazo ni consumo de anticonceptivos orales.

Manchas en la piel asociadas a sustancias fototóxicas y a lesiones de la piel

En caso de exposición al sol, algunas plantas , perfumes o medicamentos pueden propiciar la aparición de manchas oscuras en la piel como resultado de una reacción de fotosensibilidad.

Por otra parte, una piel lesionada (por ejemplo: una zona afectada por quemaduras, cicatrización de lesiones o marcas de acné) desarrollará más fácilmente manchas pigmentarias si está expuesta a los rayos UV.

¿ Cómo debo cuidarme la piel?

La mejor técnica es una fotoprotección constante durante todo el año pero sobretodo en verano, junto con un cuidado responsable al estar expuesto al sol.

  • Protégete del sol para evitar la aparición de manchas en la piel o su agravamiento.
  • Evita la exposición directa en las horas de mayor radiación.
  • Elige bien tu método de protección solar. El índice de protección solar (SPF) debe ser por lo menos de 30 (o 50, 50+ si tienes la piel clara).
  • Utiliza complementos alimenticios por vía oral (cápsulas o comprimidos) antes y durante la exposición para preparar y mejorar tu piel para el sol.
  • Jamás expongas a un bebé al sol. Debes proteger a los niños con ropa y una crema solar especial. El 80% de los problemas de la piel se deben a una exposición al sol durante la niñez.

¿Quién no se ha quemado alguna vez al sol ?

Evitar quemaduras solares es importante en la prevención del cáncer de piel, ya que el riesgo de melanoma en la edad adulta se duplica si en la infancia o adolescencia se sufrieron quemaduras. Pero también es importante saber qué hacer y qué no en caso de que las suframos. Lo primero que hay que hacer es identificar cuándo nos hemos quemado la piel por el sol. 

¿ Cómo se producen ?

Una quemadura solar se produce cuando hemos sobrepasado el tiempo de exposición al sol por el cual la melanina (pigmento natural de la piel) ya no nos puede proteger.

La quemadura se puede producir bien porque no hayamos utilizado fotoprotector, porque no lo hayamos utilizado correctamente o porque hayamos estado expuestos al sol más tiempo del que nuestra piel toleraría.

El tiempo de tolerancia de cada persona es diferente ya que tiene que ver con la genética. Es lo que se llama fototipo solar.

Los signos de la quemadura pueden variar en función de la gravedad. La forma más leve es el eritema solar,cuando nos ponemos rojos y esta rojez dura varias horas después de la exposición al sol. Si el tiempo de exposición aumenta esa quemadura se convertirá en una quemadura más grave, con formación de ampollas.

La intensidad de la quemadura dependerá del tiempo y horario de exposición, del clima, de la latitud, del espesor de la capa de ozono, del grado pigmentación previa y del tipo piel.

En todos los casos es importante saber que, aunque los síntomas desaparezcan en unos días el daño en la piel permanece. La piel tiene memoria y cada quemadura solar provoca un daño en el ADN de la célula cutánea afectada por la quemadura. Estas células tienen el poder de reparar este daño, pero si se repiten las quemaduras en la misma zona se perdería este poder reparador y poder acabar desembocando, con el paso de los años, en un cáncer de piel.

Cómo actuar paso a paso

Lo primero que hay que hacer es tratar la zona lo antes posible, incluso aunque la zona afectada solo esté roja y con pocas molestias.

Lo mejor es utilizar productos específicos para después del sol, con activos calmantes y reparadores que intentan ayudar a nuestro cuerpo a reparar el daño.

Si aplicamos agua fría directamente del grifo, hay que intentar que el chorro no incida directamente en la zona quemada, lo mejor es sumergir la zona o aplicar compresas de agua fría. En ningún caso hay que aplicar hielo directamente ya que puede producir una intensa vasoconstricción que podría agravar más la lesión.

En cualquier caso, habrá que acudir al médico en caso de quemadura de primer grado muy extensas, de segundo grado profunda (área extensa de ampollas, hinchazón y dolor intenso) o tercer grado, síntomas de insolación (fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos o sensación de desmayo), así como si tras una semana no hubiera curación o aparecieran síntomas de infección.

¿Te has preguntado alguna vez si tu protector solar caduca de un año a otro?, ¿qué significan las siglas SPF o que un fotoprotector es resistente al agua? Aquí te explicamos cómo leer la etiqueta de tu protector solar y cuáles son los símbolos que tienes que buscar para encontrar tu protector solar ideal.

¡Empezamos!

Símbolo PAO

Tu protector solar tiene un periodo de vida útil. Es importante, ya que con él nos aseguraremos que mantiene todas sus propiedades protectoras para el momento de su uso. Para comprobar este periodo de eficacia y seguridad de tu protector solar (y de cualquier otro cosmético) puedes guiarte por el símbolo Period After Opening (PAO).

Se trata de un dibujo gráfico en forma de tarro cosmético abierto con un número dentro, la cual nos indica los meses que puede ser utilizado el protector solar una vez abierto.

SPF: factor de protección solar

A la hora de comprar un protector solar, todos nos fijamos en su SPF. ¿Pero te has preguntado alguna vez qué significa exactamente? son las siglas en inglés de factor de protección solar, Solar Protection Factor (SPF), y siempre seguidas de un número: 15, 30, 50… Es una medida que nos ayuda de manera orientativa a conocer el poder de protección que tiene un fotoprotector frente a la radiación ultravioleta B (UVB).

Símbolo UVA

El SPF hace referencia a la protección frente a la radiación Ultravioleta B (UVB), pero no asegura una protección frente a la radiación Ultravioleta A (UVA). Para asegurarte de que también protege frente a estos rayos, debes fijarte en si incluye el logotipo “UVA” dentro de un círculo al lado del SPF. Indica que el valor de protección UVA es al menos 1/3 del valor del SPF.Es decir, para un fotoprotector con SPF 50 la protección de un UVA en círculo debe de ser al menos de 17.

Existen otras nomenclaturas para indicar que un fotoprotector protege frente a la radiación UVA. Una de las más conocidas es la japonesa PA, que divide su protección en: ( Protección muy alta: PA++++, Protección alta: PA+++, Protección moderada: PA++, Protección baja: PA+ ).

Water resistant o resistente al agua

Este significa que proporciona una protección mantenida durante 2 baños de 20 minutos cada uno. También puedes encontrar la versión “Muy resistente al agua”, que significa que proporciona una protección mantenida durante 4 baños de 20 minutos cada uno. Aunque los fotoprotectores resistentes al agua sean muy útiles cuando nos bañamos o practicamos deporte y sudamos, se aconseja reaplicarlo el protector solar tras transpirar, nadar, o secarse con la toalla.

No comedogénico

Se refiere a que un producto cosmético no obstruye los poros ni favorece la aparición de imperfecciones como los puntos negros o los comedones. Este es ideal si tienes la piel grasa o con tendencia acnéica.

Si alguna vez te has preguntado si puedes utilizar tu protector solar corporal en el rostro, esta es una de las razones por las que no es recomendable. Los protectores solares faciales están formulados especialmente para esta zona y tienen en cuenta diferentes factores como este, para asegurar una buena tolerancia en todo tipo de pieles.

Este verano… ¡ no escondas las piernas! te enseñamos los trucos para prevenir las varices en el cuerpo.

La pared de los capilares sanguíneos es frágil. Está formada por una sola capa de células endoteliales y una membrana basal externa. Esto es así para asegurar el intercambio de sustancias entre la sangre y las células del organismo. Las dilataciones de estos pequeños vasos sanguíneos más cercanos a la superficie de la piel producen arañas venosas o telangiectasias.

PREVENIR LAS VARICES DE FORMA EFECTIVA

Principios activos como flavonoides, bioflavonoides, glucósidos y diosmina refuerzan las paredes de estos pequeños vasos. Y, ¿dónde los encontramos? En frutos cítricos. Hasta la parte blanca que hay bajo la cáscara es rica en hesperidina, con acción sobre la circulación sanguínea.

Las antocianidinas y sus precursores (proantocianidinas) son flavonoides protectores de las paredes capilares y están presentes en frutos rojos, bayas de color azulado o púrpura, como el arándano, frambuesa, moras o cerezas. Favorecen la síntesis de colágeno y refuerzan la estructura del tejido conectivo, mejorando las paredes las paredes de los vasos sanguíneos. Su uso está aconsejado en caso de varices, problemas ciruclatorios, hemorroides, edemas… Tradicionalmente también se utilizan como protectores de la paredes de la vejiga y tracto urinario en caso de cistitis recurrente. Aunque no es éste su único efecto: mejoran la permeabilidad de pequeños vasos sanguíneos.

También se recomienda utilizar medias de compresión, ya que:

  • Dan soporte a las paredes de los vasos sanguíneos y mejoran el drenaje linfático.
  • Aprietan suavemente las piernas para que la sangre circule hacia arriba y por eso favorecen el retorno venoso.
  • Evitan que se formen coágulos o trombos.
  • Alivian el dolor y la sensación de pesadez e hinchazón.

Y recuerda, protección solar SIEMPRE. Para evitar que la piel que cubre estas arañas venosas se pigmente.

Disfruta del verano sin pagar un alto precio por ello y previniendo las varices de forma efectiva.